sábado, 29 de febrero de 2020

Impermeabilizantes para concreto ¿Cómo funcionan?



Uno de los mayores problemas que enfrentan los constructores es cómo impermeablizar el concreto ante los efectos del agua y los elementos contaminantes del medio ambiente.

No importa si se trata de una pared, un techo o el suelo de una construcción, toda estructura hecha con cemento sufrirá tarde o temprano problemas de filtraciones.

Estas filtraciones pueden ocasionar problemas adicionales como grietas y daños estructurales.

Muchos creen que las filtraciones en las construcciones se deben al uso de materiales de baja calidad o un mal mezclado de los componentes del concreto.

Sin embargo la realidad es que el concreto es un material poroso, incluso el elaborado con materiales de la más alta calidad.

Por tal razón, está siempre lleno de fisuras y microgrietas por las cuales pueden filtrarse tanto líquidos como gases.

Una filtración es más peligrosa de lo que parece. Puede dañar acabados, afectar la integridad estructural de paredes, techos y pisos y favorecer la aparición de hongos que afectan la salud de las personas.

Por esta razón es muy importante lograr una completa impermeabilización del concreto al hacer la mezcla, o posteriormente cuando esta haya secado.

Pero ¿cómo funcionan los diferentes impermeabilizantes para concreto? Vamos a repasar los más usados.


H2 - ¿Cuáles son los principios de la impermeabilización por cristalización capilar?

La impermeabilización por cristalización capilar se basa en un principio muy antiguo, como es la capacidad de determinados líquidos para penetrar profundamente dentro un material sólido a través de finísimas grietas presentes en la estructura del mismo.

Mientras más fina es la grieta, más logra penetrar el líquido.

La impermeabilización por cristalización capilar del concreto se logra entonces aplicando determinadas sustancias a su superficie, antes que la misma se seque por completo.

Generalmente se utilizan compuestos basado en aluminio o sodio, que penetran las fisuras o microgrietas dentro del concreto y se solidifican en poco tiempo, dándole una total impermeabilidad ante líquidos y gases.


H2 - ¿Cómo funcionan los selladores para concreto?

Los selladores para concreto son los productos más usados, y baratos, para corregir los problemas de filtraciones de agua dentro de este material.

Por regla general se trata de productos aplicados de manera externa después de que se seca el concreto.

Su función es cerrar la superficie del cemento para impedir la penetración de agua o humedad a través de las microgrietas, fisuras o defectos presentes en el cemento fresco o generados por la acción del tiempo, tensiones externas o medio ambiente.

En el mercado se ofrecen distintos tipos de selladores pra concreto, pero los más comunes se basan en poliuretano, agua o acrílico.

Los selladores para concreto a base de poliuretano se aplican como un recubrimiento final externo.

Proporcionan una capa de desgaste que resiste a la lluvia y líquidos ácidos y a la acción de pisadas o golpes en el caso de los pisos y aceras de concreto, estacionamientos, pasos peatonales y áreas expuestas a muchas horas de sol.

Por su parte los selladores para concreto a base de material epóxico permite sellar grietas capilares en el cemento, tanto nuevo como desgastado, para impedir el paso de iones de cloruro.

Se usa frecuentemente en superficies horizontales exteriores o interiores que sufren ciclos de sol/lluvia o frío/calor regulares, así como estacionamientos y áreas públicas.

Este producto sirve también para restituir condiciones estructurales al cemento desgastado y ayuda a mejorar la estética ya que se ofrece en colores y acabados muy diversos.

Otros selladores para concreto de tipo epóxico se pueden aplicar en columnas expuestas a altos niveles de humedad o lluvia.

Por su parte el sellador para concreto a base de agua se basa en componentes acrílicos que cierran la superficie contra el agua, grasas, aceites y sales.

También ofrece protección contra los rayos ultravioleta y da un bonito acabado a mamposterías, superficies de piedra o ladrillos.

Por estar basados en agua no tienen olor y son menos tóxicos, por lo que son los ideales para impermeabilizar superficies interiores o decorativas.


H2 - ¿Qué es y cómo funciona el concreto impermeable?

El concreto impermeable es un tipo de material que se elabora con una mezcla que le otorga propiedades para repeler todo tipo de líquidos, independientemente de que se le aplique un sellador externo o pintura.

A diferencia del concreto común elaborado a base de arena, piedra, agua y cemento, el concreto impermeable incorpora en su mezcla agregados plásticos similares a los usados para sellar juntas.

Esta mezcla se hace inmediatamente repelente al agua y al secar es prácticamente imposible que entre cualquier líquido dentro de su estructura.

Además el concreto impermeable es muy resistente contra la aparición de hongos y los daños producidos por elementos biológicos.


H2 - Conoce el mortero de cemento impermeable

En este caso nos referiremos a un tipo especial de mortero o conglomerado usado para unir ladrillos o cubrir superficies horizontales o verticales de concreto.

El mortero es en sí una especie de "pegamento" elaborado con agua, cemento o cal. Un mortero de cemento impermeable es una mezcla especial que tiene mayor resistencia al agua.

Su ventaja es un precio menor que construir toda la obra con cemento sellado o mezclas especiales.

Además, se puede usar para recubrir amplias áreas de concreto en exteriores o interiores, fijar ladrillos y mampostería o para mejorar la protección de muros de contención o de paredes y pisos de hormigón prefabricado.

Los morteros de cemento impermeable básicos son inocuos para los elementos metálicos, por lo que se usan mucho en sótanos, piscinas e instalaciones de agua potable o canales.

Aunque son impermeables al agua, dejan salir el vapor y gases.

Otros morteros de cemento impermeable contienen resinas sintéticas que frenan el proceso de carbonatación, por lo que son útiles para recubrir estructuras en áreas cercanas al mar.

Suelen ser menos rígidos que el mortero común, pero mucho más resistentes a fisuras por tensión o ciclos de frío-calor.

También se encuentran morteros de cemento impermeable elaborados a base de polímeros y otros de fraguado rápido o ultrarrápido, muy útiles en obras de agua potable o servida.

Un último tipo de mortero impermeable es el osmótico, que se usa en revestimiento de superficies de hormigón o mampostería sometidas a presión directa y contrapresión.


H2 - Productos aditivos para impermeabilizar el concreto

Finalmente, hablaremos de los aditivos para impermeabilizar el concreto, que modifican las propiedades químicas de la mezcla para hacerla más resistente a los efectos de los líquidos y el medio ambiente.

¿Cómo logran esto? Los aditivos para impermeabilizar el concreto actúan como agentes estabilizadores que disminuyen drásticamente la presencia de oxígenos y cloruros que pueden llevar a la formación de corrosión y deterioro del material.

De esta forma se reduce hasta en un 98% la posibilidad de que aparezcan microfisuras por las cuales penetren el agua y elementos quimicos del aire que provoquen daños al concreto con el paso del tiempo.

Los aditivos para impermeabilizar el concreto son muy valiosos en construcciones relacionadas con canales de aguas servidas o de lluvia, que suelen tener una alta presencia de cloruros.

También se usan en estructuras subterráneas y cimientos ubicadas en suelos con alto contenido de sulfatos, pues reducen los requerimientos de mantenimiento, que en este tipo de obras suele ser muy costoso.

La mayoría de productos aditivos para impermeabilizar el concreto están elaborados a base de compuestos de sodio.

El pH alcalino de estas sustancias anula la acción de ácidos presentes en el medio ambiente y al mismo tiempo actúa como selladores profundos.

Otros productos aditivos para sellar el concreto se elaboran a base de compuestos de aluminio. En este caso el principal efecto es un mayor poder de sellado interno del concreto.

domingo, 26 de enero de 2020

¿Filtraciones de agua en el concreto? Diferentes soluciones para cada tipo de situación



El concreto es uno de los materiales más utilizados en el mundo de la construcción por su bajo costo, durabilidad y resistencia a los elementos y al paso del tiempo.

Sin embargo, este material es vulnerable a la exposición prolongada al agua, llegando incluso a sufrir pequeñas fisuras o grietas que provocan a su vez molestas filtraciones dentro de las edificaciones.

Afortunadamente existen varias soluciones para impermeabilizar el concreto afectado por filtraciones y evitar las molestias que esta generan.

Recordemos que las filtraciones pueden provocar la aparición de hongos y malos olores, pero más grave aún, pueden llegar a causar daños al mobiliario o equipos dentro de las edificaciones o incluso poner en riesgo la estructura física de estas.

Remover una pared, techo o piso de concreto afectados por la humedad para vaciar una nueva loza de concreto no es una solución práctica en la gran mayoría de los casos.

En el mercado es posible encontrar técnicas y productos que solucionan de manera práctica este problema y le dan al concreto una mejor resistencia a la humedad.

Entre las soluciones para impermeabilizar concreto más usadas en el mundo tenemos las siguientes:

Ÿ  Impermeabilización por cristalización capilar
Ÿ  Impermeabilización con selladores para concreto
Ÿ  Uso de mezcla de concreto impermeable
Ÿ  Uso de mortero de cemento
Ÿ  Impermeabilización con aditivos para concreto

Vamos a repasar algunas de estas soluciones, que puedes aplicar si te encuentras con este problema.


¿En qué consiste la impermeabilización por cristalización capilar?

Más que un método para corregir filtraciones el método de impermeabilización por cristalización capilar tiene el objetivo de prevenirlas.

En este caso se trata de agregar cristales especiales a la mezcla de cemento para aumentar su resistencia a los efectos de la humedad y sellar las microfisuras o capilares dentro del concreto u hormigón.

De esta forma, la pared, techo o piso quedará sellada a nivel molecular contra el paso de líquidos o gases de cualquier tipo, muy conveniente en ambientes húmedos o donde haya paso de gran cantidad de agua.

¿Cuál es la técnica de impermeabilización con selladores para concreto?

La aplicación de selladores para concreto es quizás el método más común para corregir problemas de filtraciones en este tipo de material.

A diferencia del método anterior, los selladores para concreto no se pueden aplicar de forma preventiva, sino que se usan para corregir filtraciones ya presentes en el material.

El sellador es un material plástico o acrílico que se aplica sobre la grieta o superficie afectada por la filtración, formando un sello hermético que impide el paso de líquidos y gases.

Los selladores para concreto están disponibles en varias fórmulas, cada una diseñada para proteger al concreto contra un determinado tipo de filtración.

Según la composición química de estos selladores, serán resistentes en menor o mayor grado a la acción de la luz ultravioleta del sol, calor y otras condiciones medioambientales.

Este tipo de productos se fabrica con una amplia gama de componentes, cada uno de los cuales tiene características físicas y químicas bien diferenciadas.

Los más comunes en el mercado son:

Ÿ  Selladores acrílicos solubles en solvente: Muy populares por su menor precio y por servir tanto para superficies de concreto en interiores como en exteriores.

Ÿ  Selladores acrílicos solubles en agua: También son de bajo costo pero es preferible su uso solo en superficies de concreto en interiores.

Ÿ  Selladores de poliuretano solubles en solventes: Generalmente se basan en la mezcla de dos componentes en una base de solvente.

Son más resistentes que las anteriores y poseen una gran durabilidad, razón por la cual se suelen usar en estructuras muy concurridas por el público. También son más costosos que los anteriores.

Ÿ  Selladores de poliuretano solubles en agua: También son elaborados con una mezcla de dos componentes químicos pero disueltos en una base de agua.

Son muy duraderos y conservan su brillo y resistencia por largo tiempo, por lo que suelen usarse en estructuras de uso público.

Ÿ  Selladores epóxidos solubles en agua: Se usan principalmente en interiores, gracias a que no desprenden prácticamente ningún olor. Además tienen un bajo costo y una buena durabilidad.

Ÿ  Selladores epóxidos sólidos: Este tipo de sellador de concreto es usado principalmente para corregir filtraciones en superficies gruesas, como las presentes en grandes edificaciones residenciales o comerciales.


¿En qué consiste el uso de mezcla de concreto impermeable?

El concreto impermeable es en realidad un cemento que tras secarse, recibe un tratamiento externo superficial para cerrar sus "poros" e impedir que el agua o líquidos pasen hacia su lado interior.

Existen varias técnicas para hacer el concreto impermeable, aunque la más usadas es el recubrimiento con formaciones cristalinas, para lo cual se utilizan polímeros especiales.

Los polímeros se aplican sobre la pared, piso o techo de concreto posterior al secado del cemento.

Estos polímeros se solidifican en poco tiempo, formando una capa flexible pero totalmente impermeable, que sella cualquier grieta o porosidad presente en el material.

Aunque se trata del método más eficaz para impermeabilizar el concreto, su alto costo y complejidad lo hace recomendable solo para obras de alta inversión, como la construcción de túneles y estructuras subacuáticas.


Uso de mortero de cemento, el método más popular

El mortero de cemento es uno de los materiales más usados en la construcción para impermeabilizar paredes o techos fabricados con bloques de cemento o ladrillos de arcilla.

El mortero de cemento se utiliza con dos objetivos, unir o pegar los bloques de cemento o arcilla y sellar al mismo tiempo el espacio entre estos.

Tiene la ventaja de que no requiere materiales especiales. En sí se trata de una pasta formada al mezclar arena, cemento y agua.

Al secarse esta pasta, impide que la humedad pase a través de la superficie sobre la cual fue aplicada.

Otra de las ventajas del mortero de cemento es que puede usarse durante la construcción de la obra, a manera preventiva, o posteriormente para corregir cualquier filtración que aparezca con el tiempo.


Impermeabilización con aditivos para concreto

El método de impermeabilización con aditivos para concreto consiste en agregar productos químicos especiales a la mezcla de cemento para aumentar su capacidad de repeler el agua.

Los aditivos para concreto pueden usarse también para mejorar otras cualidades de este material, como su tiempo de fraguado, resistencia al calor o presión, etc.

En este caso, se trata de aplicar aditivos que le darán mayor resistencia al concreto ante la acción del agua, algo muy importante en obras que están expuestas a ambientes lluviosos o al paso continuo de agua, como canales de desagüe, alcantarillado, etc.

La forma en que funcionan los aditivos para concreto es muy simple. Al agregarlos a la mezcla del cemento, reducen la cantidad de agua necesaria para elaborar este material, aumentando su impermeabilidad a nivel estructural y su resistencia a la aparición de grietas a causa del calor, presión o condiciones ambientales adversas.

Consideraciones sobre la impermeabilización del concreto

El método a utilizar para impermeabilizar concreto dependerá en gran medida en el nivel de resistencia que se desee dar al material o el grado de daño que este presente por acción del agua.

En términos generales, siempre es más barato prevenir que corregir un problema de filtración en el concreto.

Por lo tanto, es recomendable en toda obra de construcción planificar adecuadamente el tema del mantenimiento posterior de la estructura.

Para esto se debe considerar de manera especial la exposición que tendrá la estructura al agua y medio ambiente en general, de manera de aplicar preventivamente una técnica o método de impermeabilización que aumente su durabilidad.

Con un poco de sentido común, se podrán reducir los costos de impermeabilizar concreto y prevenir futuros problemas de filtraciones y gastos en mantenimiento.

sábado, 30 de noviembre de 2019

Características de los impermeabilizantes del concreto.



Características de los impermeabilizantes del concreto.


Las empresas de construcción deben enfrentarse a muchos desafíos a la hora de poner en pie un edificio, pero el mayor de ellos es conseguir que las estructuras sean duraderas y resistan bien el paso del tiempo. Evitar el deterioro que produce la humedad se convierte así en uno de los principales objetivos. Las filtraciones o humedades no solo provocan malos olores, sino que también pueden afectar a la estructura de cualquier construcción.
Un material de los más usados para la construcción es el concreto, ya que es barato, con una gran resistencia y capaz de adaptarse a cualquier superficie por aplicarse como una pasta. Es imprescindible impermeabilizar todas las estructuras construidas con concreto para alargar la durabilidad, mantener a salvo la salud de las personas que vayan a vivir o pasar tiempo en ella y prevenir daños a materiales caros y difíciles de reparar.
Hoy en día hay distintos métodos que se pueden utilizar para impermeabilizar el concreto y evitar así que por una fuga en las tuberías, el efecto de la lluvia o una avería en los desagües el agua penetre en las distintas superficies deteriorándolas.
El sistema utilizado para lograr esta impermeabilización variará en función del tipo de material y la superficie que queremos tratar. Vamos a analizar los más importantes.

Impermeabilización por cristalización capilar

Este método se realiza de modo preventivo directamente en el momento de hacer la mezcla de la pasta del concreto. Se añade un producto que provoca una reacción con la humedad que hay en el interior del concreto creando en este proceso una red capilar de cristales, indisoluble y muy tupida, dentro de los poros.
Se aprovecha así la propia humedad del material para crear una protección desde dentro del concreto. Esta reacción química de cristalización continúa realizándose por sí sola hasta que ya no queda agua en su interior, pero si, por algún motivo, vuelve a colarse alguna molécula de agua, la reacción se reactiva otra vez y vuelve a ponerse en marcha, cristalizando de nuevo esa humedad y haciendo crecer la red capilar de protección.


Selladores para concreto

Si los productos cristalizadores se utilizan de modo preventivo, los selladores se usan como correctivo. Hay mucha variedad dentro de la gama de selladores, y según su composición tendrán más utilidad para una superficie o para otra.
Es importante remarcar que el uso de selladores está indicado tanto para interior como para exterior y que además del buen resultado conseguido para frenar el avance de los líquidos, también actúan con sólidos o gases.
Este método es muy utilizado para proteger los pisos, porque una de sus principales características es su función antideslizante.
Si hablamos de un uso doméstico, los más usados son los acrílicos a base de agua, ya que son económicos y de sencilla aplicación.
Para zonas muy transitadas se recomienda utilizar los selladores con bases de solventes, pero si se busca una solución más barata de características similares entonces lo mejor es utilizar los bicomponentes de poliuretano con base de agua.
Si lo que se quiere es un sellador apropiado para interiores, la mejor opción son los acrílicos a base de solvente. Su precio es bueno y su aplicación sencilla. Además, también se pueden usar para exteriores.
Otro tipo de selladores que debemos mencionar son los polispárticos, aptos tanto para exteriores como para interiores, muy resistentes.
Finalmente, tenemos los epóxidos, ya sean con base de agua o sólidos. Los primeros con base de agua funcionan muy bien en los interiores, ya que apenas huelen. Y los segundos destacan cuando nos enfrentamos a estructuras muy gruesas.


Concreto impermeable

Este es uno de los sistemas más caros de impermeabilización de concreto, lo que hace que no sea usado comúnmente para uso doméstico, sino más bien en estructuras de gran envergadura que están expuestas al agua de modo permanente y que necesitan ser impermeabilizadas.
Para obtener un concreto impermeable se utiliza un método consistente en aplicar un material con formaciones cristalinas en las grietas o fisuras o directamente en las superficies.
Este material está formado a partir de polímeros y cuando se seca se convierte en una especie de goma que corta el paso de la humedad. De este modo el concreto toma una forma porosa y el agua no traspasa hacia dentro.


Mortero de cemento impermeable

Este es uno de los métodos más versátiles y utilizados, ya que funciona tanto en interior como en exterior. Es el sistema más sencillo, barato y rápido, lo que lo hace apto para uso comercial, pero también para uso doméstico.
El mortero se fabrica mezclando agua, arena y cemento, y suele usarse de modo preventivo en cualquier construcción, aunque también tiene función correctiva.
Hay distintos tipos de morteros de cemento impermeables, cada uno de ellos apropiados para una estructura distinta.
La mezcla base o fraguado rápido, es la más elegida a la hora de impermeabilizar sótanos o tanques que vayan a contener líquidos en su interior.
Si se quiere un mortero más flexible, se le puede agregar una resina sintética a la mezcla base.
Si lo que se pretende es aplicar una capa fina, se puede obtener una mezcla semiflexible agregando polímeros modificados con base acrílica.
Finalmente, tenemos los morteros osmóticos, que se recomiendan para las estructuras que deben contener agua potable. Por esto se utilizan a nivel industrial.


Aditivos para impermeabilizar el concreto

En el caso de los aditivos estamos hablando de muchos productos distintos entre sí que se agregan a la mezcla para dotar al concreto de diferentes características. Entre ellas está la impermeabilización.
Hay tantos entre los que elegir que hace falta un experto para poder escoger el más apropiado para cada caso en particular. Además, estos productos son caros y algunos de ellos pueden contener químicos irritantes.
Algunos se centran en conseguir que se tenga que usar menos cemento en la mezcla de modo que el concreto sea más barato.
Otros lo hacen más resistente a la congelación o pueden incorporar agentes antibacterianos.
Pero si se trata de impermeabilizar una superficie, tal vez el más conocido sea el reductor de agua de alto rango. Este aditivo para concreto basa su funcionalidad en conseguir que se reduzca la cantidad de agua necesaria para hacer la mezcla. De este modo el concreto tendrá más solidez y será más impermeable.

Un método para cada ocasión.

Tras este análisis se ve que hay múltiples sistemas distintos para la impermeabilización del concreto, cada uno con sus características distintas. Así que para la elección de un método en particular se deben tener en cuenta varios factores:
El precio que tendrán los materiales necesarios para llevar a cabo el método escogido y también cuánto costará su aplicación. 
El estado en que se encuentran las superficies y las estructuras que queremos tratar. Y sus características específicas, si hablamos de un interior o un exterior o si es un trabajo doméstico o industrial.
Si queremos hacer una impermeabilización preventiva o si se trata de corregir un problema ya existente, ya sea por grietas o filtraciones.
Finalmente, un factor importante a valorar es la opinión del experto que se esté responsabilizando de la obra. Su experiencia y conocimientos podrán definir cuál es el método más adecuado para el caso que nos ocupe.

lunes, 28 de octubre de 2019

Diferentes métodos de impermeabilización del concreto



Diferentes métodos de impermeabilización del concreto


La humedad es uno de los principales inconvenientes a los que deben enfrentarse las personas que trabajan en construcción.

Dentro de este campo, uno de los materiales que se utilizan con mayor frecuencia es el concreto, ya que tiene buen precio y es muy resistente.

Por otro lado, resulta bastante fácil de manipular ya que se trabaja en forma de pasta, por lo que se puede amoldar a todo tipo de superficies.

Para que los trabajos queden en óptimas condiciones, además de saber trabajar con el concreto en sí hay que también aplicarle trabajos de impermeabilización.

Estos tendrán la función de evitar filtraciones o zonas de humedad que pongan en riesgo la estructura y que también resulta muy molesto en torno al mal olor.

Ahora bien, cada uno de los métodos tendrá una forma de uso y, por ende, su utilidad en un caso u otro dependerá de lo que se desee obtener.

Por cristalización capilar


La cristalización capilar consiste en la adición de cristales al concreto mientras se está realizando la mezcla.

De esta manera, la impermeabilización va de forma interna en la pasta generada.

Tiene su mayor ventaja en el hecho de que no se necesita ningún otro tipo de técnica o material ya que se aplica de forma normal mientras se avanza con el trabajo.

Estas características facilitan que sea utilizado de una vez al momento de la construcción como técnica preventiva, aunque también resulta útil su aplicación con fines correctivos.

Por último hace falta decir que no solo es útil en materia de concreto sino también para hormigón.

Selladores para concreto


Los selladores para concreto actúan como un mecanismo correctivo que permite cerrar el espacio por medio del cual se está generando la filtración de agua.

En el mercado, los selladores de concreto son variados en cuanto a su composición y utilidad.

Cuando se va a hacer uso en interiores, vale la pena apostar por acrílicos a base de solvente, los cuales tienen buen precio y son de fácil aplicación. Incluso son resistentes a los factores medioambientales, por lo que se pueden colocar en exteriores también.

En el caso de los acrílicos a base de agua, su uso se orienta más al sector doméstico. Igual son fáciles de aplicar y económicos.

Los selladores de bicomponentes de poliuretano con base de agua son ideales para lugares muy transitados por personas al igual que los que tienen base de solventes. La diferencia radica en que los segundos suelen ser más costosos que los primeros.

Los epóxidos se consiguen sólidos o con base de agua. Los sólidos se hacen especiales para estructuras de gran grosor, mientras que los de base de agua son buenos para interiores por tener poco olor.

Por último están los polispárticos. Estos sirven para exteriores e interiores y ofrecen una alta resistencia.

Buena parte de su valiosa colaboración a este campo de la impermeabilización se debe a que no solo actúan con líquidos, sino también con gases y sólidos.

Banda hidro-expansible de expansión controlada


La banda hidro-expansible de expansión controlada se presenta como un material súper absorbente que recoge la humedad en su interior, hinchándose, y después es capaz de volver a su presentación original.

La variedad de opciones que presenta el mercado en torno a este material facilita elegir según las condiciones particulares de la obra:

·         En torno a la forma: se pueden encontrar de forma rectangular, cuadrada o redonda.
·         En torno al color: es posible que el caucho con que se fabricó la banda tenga tonalidad azul, rosa o roja.

Ahora bien, este es un tipo de material que no puede ser colocado en cualquier lugar porque no ejercerá el trabajo de forma correcta. La banda está destinada a zonas como las esquinas, el suelo, las juntas, etc.

Para ajustarla, lo que se hace es fijar la banda con cemento en el lugar específico. Gracias a que posee un polímero hidrofílico, será capaz de ejecutar el trabajo expuesto más arriba. Eso sí, hay que asegurar que tenga la presión correcta.

Por último hay que referir que para los especialistas en el área resulta bastante sencilla de colocar y tiene una muy buena relación precio-calidad.

Concreto impermeable


El concreto impermeable se consigue añadiendo formaciones cristalinas a las estructuras hechas con este material, específicamente en las grietas que se generan tras la construcción.

Gracias a que se originan de polímeros, tienen la propiedad de secarse en forma de goma, lo que impide el paso de líquidos a través de esa zona.

Se trata de un mecanismo que hace que el concreto se vuelva poroso y evite que la humedad del exterior sea capaz de alcanzar el interior.

Hay que advertir que se trata de uno de los procesos de más alto valor, por lo que no se suelen utilizar en construcciones comunes, sino más bien en especiales como túneles, con exposición perenne al agua, etcétera.

Mortero de cemento impermeable


El mortero de cemento impermeable se consigue con la unión de tres elementos: arena, agua y cemento.

Su uso es bastante frecuente en cualquier construcción ya que sirve como pegamento para levantar paredes de bloques.

Este mortero tiene la propiedad de ser muy dura y firme al momento de secarse, lo que impide que otros componentes se filtren a través de su estructura, incluyendo los líquidos.

De hecho, tiene una aplicación preventiva en cualquier estructura en que se utilice, pero también correctiva pues se puede añadir cuando existan grietas o fisuras en una construcción, sin importar si se trata de algo doméstico o comercial.

Además, su utilidad es tanto interior como exterior.

Aditivos para impermeabilizar el concreto


Cuando se habla de aditivos para impermeabilizar el concreto se hace referencia a un conjunto de productos que se pueden añadir al concreto para mejorar su comportamiento frente a la humedad.

Estos, como forman parte de una gran familia, tienen usos específicos según el tipo de concreto y el trabajo que se espere realizar.

Es por esta razón que su uso se suele reservar a personas especializadas en el área que tengan capacidad de definir cuál es el adecuado para determinada situación.

En este caso particular, uno de los aditivos más utilizados es el que se conoce como reductor de agua de alto rango. En líneas generales lo que hace es reducir los niveles de agua que se utilizarían de forma normal para crear la mezcla.

Esto ayudará a que el concreto sea mucho más sólido y se reduzca su permeabilidad, ayudando a prevenir la humedad y las filtraciones.

La elección del mejor método de impermeabilización


Cada trabajo tiene sus particularidades aunque todos manejen un fin común en cuanto a la búsqueda de su impermeabilización. En vista de esto, la elección del mejor método deberá tomar en cuenta varios aspectos.

El primer aspecto es la recomendación del especialista que ejecute la obra, pues ya tiene experiencia en el campo y puede definir cuál será el más idóneo.

También habrá que prestar atención al costo que tendrá el método, tanto a nivel de la compra de los productos como en su posterior aplicación.

Un tercer aspecto irá ligado a verificar las condiciones del lugar donde se colocará ya que no se trabajará igual si se trata de un trabajo preventivo, mientras se levanta la construcción, que si se hace con fines correctivos.

La buena noticia es que, sea cual sea la realidad presentada, existirá una solución acorde. Solo hay que explorar bien cada alternativa.