sábado, 18 de noviembre de 2017

Un mortero de cemento bien preparado debería...


El mortero de cemento sirve para colocar bloques, ladrillos piedras, etc. Se usa para aplicar enlucidos en fachadas, preparar capas en suelos de hormigón y muchos otros tipos de trabajos de construcción.
Los morteros son denominados según el aglomerante. Así se tienen morteros de cal, de yeso o de cemento. También existen los llamados morteros bastardos, los cuales son hechos con dos aglomerantes, por ejemplo; cemento y cal, yeso y cal, etc.
Su correcta preparación es importante para quienes pretenden dedicarse a la construcción. Este se obtiene al mezclar arena y agua con cemento, que actúa como conglomerante, al resultado de esta mezcla se le denomina mortero de cemento.
Existen muchas aplicaciones en la construcción en donde se necesita colocar un material de textura fina para lograr penetrar en pequeñas grietas y huecos, tanto para sellar o nivelar con mayor facilidad de lo se podría hacer con el concreto.

Un mortero de cemento bien preparado debería:


·         Poseer una fuerza adecuada para dar soporte a las cargas de flexión y también de corte
·         Resistir la penetración del hielo y del agua en posiciones externas
·         Adherirse bien a la cara del bloque o ladrillo
·         Quedarse pegado a la paleta y que se pueda esparcir con facilidad
·         Que permita el tiempo suficiente para poder colocar correctamente los bloques o ladrillos de construcción y ajustarlos en su nivel y línea
·         El mortero de cemento debe endurecerse en un lapso de tiempo en el que pueda trabajarse a un ritmo razonable, sin que se expulse una cantidad excesiva de mortero de la junta debido a la presión
·         No dañar la apariencia de los bloques o ladrillos empleados.
Este tipo de mortero tiene altas resistencias y dependiendo de la proporción de cemento y arena usados sus condiciones de trabajabilidad varían. Debe prepararse tomando en cuenta que exista el menor tiempo posible entre el amasado y la colocación. Se recomienda mezclarlo en obra, primero revolver el cemento y la arena para después adicionar el agua.
Hoy en día existen morteros de cemento producidos en fábricas, estos debido a la precisión en su fabricación permiten prescindir de la cantidad de obreros y también del mezclador de concreto. Los morteros de fábrica brindan:
·         Reducción de costos en las mezclas
·         Menos desperdicios de material
·         Mayor limpieza y seguridad en la zona de trabajo
·         Precisión de la cantidad de cemento usada
·         Consistencia en la fuerza, color y calidad
·         Ahorro de tiempo.

Debido a la diferencia en la composición de los diferentes tipos de morteros no deben ser intercambiados y no debe substituirse uno del otro. Para proyectos estructurales que requieren de fuerza y resistencia a grandes cantidades de peso siempre se debe usar el concreto. El mortero de cemento es útil como agente de unión y en todo tipo de aplanados, en techos, muros y para pegar tabiques, etc.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario