jueves, 26 de enero de 2017

Cómo preparar el Mortero de Cemento para Mampostería


El mortero de cemento se utiliza para mantener juntos los elementos para la construcción tales como ladrillos y bloques de hormigón, grietas de llenado y cerrar las brechas en paredes y suelos, para sellar las juntas entre azulejos, yeserías, amortizar las superficies rugosas, lo que permite la consolidación de mampostería y así sucesivamente.
Una de las principales características del mortero de cemento, sin duda, reside en su capacidad para mantener unidas las unidades de mampostería tales como ladrillos, piedras y bloques de cemento, resistir en el tiempo a los esfuerzos estáticos y dinámicos que pueden afectar a la estabilidad de los edificios. El agua permite que el cemento combine químicamente a los elementos que forman la mezcla que permite la formación de cristales,  que a su vez se endurecen y forman el mortero ya que se evapora gradualmente.
El mortero de cemento endurece la lechada después de la evaporación total del agua presente en que promueve la adhesión entre los ladrillos que garantiza edificios estables.
El mortero de cal es el aglutinante utilizado en el sector de la construcción debido a sus propiedades de plásticos, aislamiento y por el alto grado de resistencia a las tensiones mecánicas y a la acción de los agentes atmosféricos. En este tipo de mortero, se añade la cal a la composición original del mortero de cemento y en algunos casos, como para el enlucido, puede reemplazar el cemento y constituyen la sustancia aglutinante como único del compuesto.
Cómo preparar el mortero de cemento para mampostería
Para el éxito de un buen trabajo de albañilería la cual es muy importante, ya que, es la masa que servirá para enlazar los distintos materiales, ya sea de ladrillo, ladrillo o piedra.
Es posible incluso encontrar alguna analogía entre el éxito de una obra de albañilería y el éxito de un plato en la cocina: siempre recuerde que incluso antes de la destreza manual sirve la calidad de los "ingredientes": si los materiales que vamos a utilizar para nuestros trabajos son de buena calidad pues tendremos un buen resultado final
Consejo: Para la masa debe utilizar siempre arena de río y nunca la del mar que contiene sales nocivas.
En primer lugar tenemos que evaluar cuidadosamente la extensión de la obra que tenemos que correr a fin de no sobrestimar la cantidad de mortero que nos puede servir.
Para cantidades de mortero hasta 10 kg podemos ayudarnos a nosotros mismos con baldes para mezclar las cantidades. Pero de 30 a 50 kg debería estar trabajando en el material con una pala y tierra limpia; más allá de este umbral, si no son albañiles acostumbrados al trabajo duro, lo mejor es utilizar una batidora eléctrica que se podría alquilar.
Llegamos ahora a las proporciones (en volumen) de cemento, arena y agua para obtener un buen mortero para trabajos de albañilería en el interior y el exterior:
·         1 parte de cemento (Portland "325" o "425")
·         4 partes de arena
·         1 parte de agua

Advertencia: No preparar el mortero de concreto cuando hay riesgo de heladas ya que el agua aumenta el volumen y forma la división de la masa después de la puesta.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario