miércoles, 27 de febrero de 2019

USOS DE UN MORTERO DE CEMENTO



USOS DE UN MORTERO DE CEMENTO


El mortero de cemento es el tipo más utilizado en la albañilería. Su maleabilidad y resistencia lo convierten en un material muy versátil para una gran variedad de usos y aplicaciones. Técnicamente, la industria de la construcción no podría funcionar sin él, ya que constituye el principal conglomerante como medio de unión entre materiales. Aquí veremos algunos de sus usos más frecuentes. Pero antes es importante resolver la pregunta:


¿Qué es un mortero de cemento?

Aunque existen muchos tipos de mortero, su base principal se compone de la mezcla de un conglomerante más arena y agua; de esta manera podemos crear varios tipos de morteros: los de yeso, cal hidratada, cal grasa, mortero magro o pobre, y el mortero bastardo o mixto, este último utilizado básicamente para pegar ladrillos.

El mortero de cemento —como su nombre lo indica— se obtiene de la mezcla de cemento con arena y agua. Es muy utilizado por sus características: en estado fresco, por su plasticidad, maleabilidad y adherencia, así como la retención del agua (que influye directamente en la hidratación de la mezcla). En estado sólido destaca su nivel de dureza, resistencia, grado de unión con otros materiales, y por supuesto el grado de durabilidad.
Estas propiedades son de gran importancia, ya sea en la construcción de grandes estructuras de concreto, como en el uso de acabados y enlucidos.

5 USOS FRECUENTES DEL MORTERO DE CEMENTO


·         Para fachadas: cuando se quiere realizar una restauración o decorado de una fachada, el mortero de cemento se mezcla con cal hidratada, arena caliza o silícea, y algún aditivo hidrófugo que impida el paso del agua. En estos casos el mortero debe tener una consistencia similar a la arcilla, y dependiendo del ingenio y la habilidad para trabajarla se pueden lograr acabados que resalten por su forma.

·         Para pisos y alisados: es muy recomendable utilizar el cemento de mortero para acabados rústicos. No necesita cal o algún tipo de arena especial. Una ventaja de este acabado es que cumple muy bien la función de base para montar azulejo, alfombra o madera, y si se quiere mantener un estilo rústico que luzca vistoso, se le puede agrega algún aditivo colorante, o durante el fraguado marcar figuras con un machote de madera.

·         Pegar bloques: el mortero de cemento con cal hidratada y arena es la composición esencial para pegar todo tipo de blocks. Cabe mencionar que las proporciones de los materiales (principalmente de agua y cemento) deben ser muy precisas dependiendo del tipo de ladrillo empleado. Por lo general este es su uso más común.

·         Aplanados: Si lo que necesitamos es darle un revestimiento básico a una pared, el mortero de cemento ofrece muchas ventajas de maleabilidad, adherencia, durabilidad y mayor resistencia a la filtración de agua que los morteros de cal o yeso.

·         Acabados de hormigón: básicamente es un mortero de cemento con un agregado de grava o piedra molida. Se puede utilizar desde la construcción de trabes,  castillos de soporte y muros, o bien para la fabricación de estructuras sólidas de concreto como maceteros, jardineras, soleras o escalones de servicio. Aquí entra de nuevo la habilidad y el ingenio del usuario; con este mortero se pueden realizar incluso lavaderos o fuentes.

Sin duda el mortero de cemento es de los materiales de construcción más versátiles con los que se puede trabajar, ya que ofrece muchas posibilidades de uso, y su costo es relativamente bajo si se toma en cuenta la cantidad de ventajas que ofrece.




No hay comentarios.:

Publicar un comentario